CELAN A LA CARTA

TRATAMIENTOS LÁSER
TRATAMIENTOS CORPORALES
TRATAMIENTOS DERMATOESTÉTICOS
TRATAMIENTOS ANTIAGING
DERMATOLOGÍA CLÍNICA
GINECOLOGÍA ESTÉTICA
MATERNIDAD Y ESTÉTICA
ODONTOLOGÍA ESTÉTICA
NUTRICIÓN
SPA
CIRUGÍA PLASTICA
 
 

Boletín de Notícias

CENTRO ESTETICO LASER LOS NARANJOS


Imprimir PDF

Notas de prensa

Hombres y mujeres, flacos y gordos no escapan de este problema de la región submentoniana

Caracas.-  El rostro es la parte del cuerpo que está mayormente expuesta cuando nos relacionamos con los demás, por tal motivo es importante mantenerla lozana, impecable y armónica. Uno de los factores que pueden interferir en no lograrlo es la aparición de la odiada papada que hoy en día es un problema muy común que aqueja a personas de todas las edades sin importar si son delgados o no.

La doctora Tibisay Serrano, Médico Estético del Centro Estético Láser Los Naranjos, comenta que uno de los motivos de consulta más frecuentes, tanto de hombres como de mujeres, es la búsqueda de tratamientos para eliminar acumulaciones de grasa en la papada. “La región submentoniana, mejor conocida como papada, es la zona ubicada en el cuello exactamente debajo del mentón, que puede estar formada por un tejido adiposo o por piel que ha perdido la tensión. Al aparecer depósitos de grasa en esta zona, el rostro se puede deformar o distorsionar, haciendo que la persona se vea cansada, de más edad o con mayor peso del que realmente tiene”.

Entre las principales causas de la formación de papada se pueden mencionar la obesidad o sobrepeso, debido a que el exceso del mismo facilita la acumulación de grasa en distintas zonas del cuerpo; la edad, con el paso de los años la piel va perdiendo elasticidad y a ello se le suma la aparición de las arrugas; el factor hereditario, ya que existe cierta predisposición genética a desarrollar papada; y la exposición solar, debido a que el sol reseca la piel y destruye el colágeno y la elastina.

En este sentido, Serrano expone que las acumulaciones de grasa en la zona del mentón son muy difíciles de eliminar a pesar de realizar ejercicios faciales y dietas estrictas. “En la mayoría de los casos, los pacientes no logran desaparecer estas adiposidades con regímenes de dietas y ejercicios continuos, por lo que deben acudir a tratamientos estéticos que los ayuden a quitarlas”.

Hoy en día, los avances en la medicina estética hacen posible que se pueda contar con una técnica mínimamente invasiva: El Lipoláser. Este tratamiento permite eliminar el tejido graso localizado utilizando un haz de láser capaz de destruir grasa. Al mismo tiempo, el Lipoláser tiene un efecto tensor, que al calentar la dermis logra que la piel se retraccione para conseguir el estiramiento de las zonas tratadas, devolviéndole así su elasticidad.

“Es un procedimiento utilizado exitosamente para extraer la grasa y eliminar la flacidez de la papada. Es bastante sencillo y rápido, pero debe realizarse con especial cuidado en esta zona, debido al tamaño y las estructuras óseas presentes. Es una muy buena alternativa para los pacientes que temen someterse a liposucciones grandes, y que quieren obtener un adelgazamiento facial sin los riesgos de una cirugía donde se extraen grandes volúmenes de grasa, donde la recuperación es muy larga y que requiere de muchos cuidados”, explica la especialista.

El Lipoláser tiene una duración aproximada de 1 a 2 horas, es ambulatorio por lo que la persona puede reincorporarse a sus actividades normales en 24 horas. En casos de gran inflamación facial es necesario utilizar por un mes una prenda compresiva elástica o mentonera, que ayudará al reajuste de la piel y de los tejidos.